REPERCUSIONES EN SERES VIVOS

Repercusiones de la Radiación sobre el material biológico y los seres vivos

El impacto nocivo en el organismo que causa la contaminación electromagnética está fuera de dudas tal como se explica en esta Web. Por ello, es preferible prevenir tomando algunas medidas sencillas como evitar dormir rodeado de aparatos que estén conectados a la red eléctrica, apagar el Wi-Fi si no se está usando, dedicarle pocas horas al televisor, restringir el uso del teléfono móvil (o usarlo en modo de manos libres siempre que sea posible para reducir su proximidad al cuerpo), etc

Es decir, en general intentar mantenernos lo más alejados posible de todo aquello que de alguna manera u otra genere un campo electromagnético a su alrededor de forma continuada.

Cualquier movimiento de carga eléctrica genera un campo electromagnético (CEM). Por ello, cualquier aparato que necesite conectarse a la red eléctrica, use baterías o pilas o que permita el paso de dicha corriente (como cualquier cable conector) se puede considerar una fuente de radiofrecuencia, aunque esto en principio no debería preocuparnos ya que muchos de los equipos electrónicos en nuestros hogares incorporan sistemas de protección a fin de que las diferentes frecuencias que emiten no nos perjudiquen.

Pero esto no quiere decir que debamos aislarnos de la radiación en su totalidad ya que si no fuese por una región de su espectro, el de la luz visible, la vida no hubiera sido posible tal cual la conocemos. Sin ir más lejos, el proceso de la fotosíntesis requiere luz visible, y muchas cadenas de reacciones bioquímicas básicas para el buen funcionamiento del organismo comienzan con la incidencia de luz visible.

En general, ya sea para bien o para mal, todo un proceso de interacción radiación-material biológico se puede ordenar en 3 niveles:

  • Procesos Físicos 
    • Interacciones a nivel fotón-átomo (excitación/ionización)
  • Reacciones Químicas
    • Creación/rotura de moléculas
    • Generación de radicales libres
    • Procesos de oxidación/reducción
  • Cambios Biológicos      
    • Alteraciones en ADN
    • Mutaciones celulares
    • Posible destrucción de tejidos
    • Afección a órganos y organismo

El cuerpo humano absorbe radiación y resuena con ella si la frecuencia del las ondas electromagnéticas es la adecuada, en función de la relación de tamaño que haya entre materia y  longitud de onda (han de ser tamaños más o menos del mismo orden de magnitud). Es decir, organismos “grandes” interaccionarán con longitudes de onda “grandes”, o lo que es lo mismo, frecuencias bajas. Si volvemos a la figura 4 (espectro electromagnético), vemos que para tamaños alrededor de 1 m (sería el orden de magnitud del tamaño de un ser humano ya que medimos entre 1.5 m y 2 m), podríamos interaccionar con radiofrecuencias alrededor de los 108Hz (100 MHz), equivalente a fotones con energía de unos 10-6 eV. Una célula en cambio, podría interactuar con frecuencias de unos 1013 Hz, mucho mayores, equivalente a fotones de unos 0.1 eV.

Por lo tanto, teóricamente podría alterarse un organismo vivo si se le radia con ondas de la frecuencia adecuada (frecuencia de resonancia) ya que si la intensidad de la radiación es suficiente como para que la resonancia desestabilice las condiciones óptimas de funcionamiento de los órganos radiados, podrían alterarse procesos metabólicos, hormonales y ritmos biológicos  fundamentales para nuestro organismo.

A nivel psicológico, un mal equilibrio hormonal podría inducir estrés, cambios de comportamiento, de carácter, de estado anímico o alteraciones en el sueño. A nivel físico, los síntomas podrían ser náuseas, vómitos o pérdida de apetito si por ejemplo se viera afectado el aparato digestivo.

Se utiliza el término Electrosensibilidad[36] para hablar de aquella enfermedad que muestra este tipo de síntomas como consecuencia de la exposición a radiación electromagnética.

También se conoce el síndrome de hiperfrecuencias, que aparece después de una constante exposición a ondas ELF (Extremely Low Frequency / extrema baja frecuencia)[37] desarrollando trastornos neuro-endocrino-inmunológicos.

Se conoce que la marina estadounidense utilizan este tipo de radiofrecuencias para comunicarse con submarinos sumergidos a gran profundidad[38].

Cuando la dosis de radiación que incide sobre un organismo vivo supera la dosis que es capaz de absorber, aumenta notablemente la probabilidad de que su estructura orgánica y funcionalidad se vea alterada conduciendo al deterioro, mutaciones y/o muerte celular.

Como ya hemos dicho antes, una vez la radiación incidente (y con la energía suficiente) ha desencadenado procesos físicos a nivel atómico y químico, las células lo interpretan como “mensajes” eléctricos que se transmiten al medio intracelular. Los iones de calcio Ca2+ juegan un papel importante en esta transmisión de señales transmembrana[39]. Los estudios realizados sobre este mecanismo en tejido cerebral, parecen revelar sensibilidad a las radiofrecuencias, en función del conjunto amplitud-frecuencia de la onda. Es decir, según se modifiquemos ambos parámetros, el tejido cerebral es sensible a ELF o a frecuencias superiores.

Otros estudios sobre la Fuga de Calcio explican el porqué de la fatiga muscular[40, 41].

“La radiación electromagnética perjudica el cerebro, el corazón, el sistema hormonas, los embriones… La radiación electromagnética interactúa por resonancia con los cuerpos y las células, interfiere con la comunicación intercelular, con el crecimiento y regulación celular, por lo que perjudica la base genética de la vida”

Dr. Neil Cherry[42, 43] en Mayo de 2000…

También se han realizado numerosos estudios en los que se ha relacionado la radiación por microondas y desórdenes en tejidos orgánicos.

Las microondas, usadas en telefonía móvil por ejemplo, aumentan la permeabilidad de la barrera hematoencefálica[44], cuya función es la de restringir la entrada en el cerebro de excesiva glucosa, macropéptidos, microorganismos patógenos (como puede ser un virus) y toxinas que provocan cronificación de la inflamación del tejido, dañan neuronas y deterioran su funcionamiento. Por tanto y por daños colaterales, la radiación con microondas también se relaciona con tumores cerebrales, el Alzheimer, demencia senil, Parkinson y otras patologías neurológicas consecuencia de desequilibrios bioquímicos cerebrales.

Muchos trabajos de investigación a lo largo de los años sugieren que las radiaciones no ionizantes ejercen efectos biológicos pudiendo actuar como promotores (catalizadores) tumorales.

En muchos oficios se ha determinado un mayor riesgo relativo de leucemias (sobre todo infantiles), tumores cerebrales y otros cánceres, en sujetos que residen en las proximidades de las líneas de alta tensión, una de las grandes fuentes de contaminación electromagnética a las que estamos expuestos normalmente.

Los seres vivos como fuentes de campo electromagnético

Los humanos como seres vivos que somos generamos calor debido a los diferentes procesos metabólicos que nuestro cuerpo lleva a cabo, y el calor no es más que radiación infrarroja. Por tanto, podemos considerarnos fuentes de campo electromagnético.

Esta es la base de los sensores de infrarrojos[45] que se usan en algunas técnicas de diagnóstico (radiología) no invasivas ya que la presencia de tumores implica un aumento de la temperatura del tejido tumoral respecto al de su entorno sano.

A veces y en términos paracientíficos, se habla de la “huella dactilar energética” haciendo referencia a la radiación electromagnética característica que puede emitir un ser vivo por el hecho de emitir calor. El rango energético de la huella dactilar está entre los 0.2 eV y los 0.9 eV, que se corresponde con frecuencias de onda del orden de 1014 Hz (100.000 GHz). Si miramos de nuevo la figura 4 del espectro electromagnético, veremos que este rango de valores pertenece a la zona del infrarrojo, es decir, calor como ya hemos comentado.

[36] Electrosensibilidad: http://www.electrosensibilidad.es/

[37] ELF: http://en.wikipedia.org/wiki/Extremely_low_frequency#Other_uses

[38] Militares & ELF: http://en.wikipedia.org/wiki/Extremely_low_frequency#Military_communications

[39] Canal Ca: http://es.wikipedia.org/wiki/Canal_de_calcio

[40] Fuga de Ca: http://noticiasdelaciencia.com/not/2221/la_causa_exacta_de_que_los_musculos_se_debiliten_al_envejecer/

[41] Fuga de Ca: http://forofarmaceutico.blogspot.com.es/2008/02/fatiga-muscular-por-filtracin-de-calcio.html

[42] Neil Cherry: http://en.wikipedia.org/wiki/Neil_Cherry

[43] Neil Cherry: http://www.neilcherry.com/

[44] Barrera hematoencefálica: http://es.wikipedia.org/wiki/Barrera_hematoencef%C3%A1lica

[45] Sensor de Infrarrojos: http://es.wikipedia.org/wiki/Sensor_infrarrojo

Print Friendly, PDF & Email

rvn_digitalis_theme rvn_digitalis_theme_tv_1_4 rvn_digitalis_theme_fwv_1_2