Que hacer en caso de Mobbing con Ondas Electromagnéticas

La víctima del Mobbing con Ondas Electromagnéticas tiene el deber de denunciarlo a los  demás vecinos para alertar a otras posibles víctimas.

La(s) persona(s) víctimas del acoso también tienen el deber de exponer en las reuniones de  propietarios todos los informes médicos que demuestren la aparición o empeoramiento de  una enfermedad o sintomatología que pueda ser provocada por la exposición a este tipo de tortura, guardando siempre en un lugar seguro (de ser posible fuera de la vivienda), los  originales de los partes médicos.

Quien ha constatado con mediciones fidedignas realizadas por expertos en electrónica  que padece acoso con ondas electromagnéticas tiene el derecho de contar con el respaldo de la comunidad de vecinos.

Cuando un inquilino se siente coaccionado por otro que sabotea su vivienda mediante ruidos molestos, insectos o desechos (ver Informe Korotov), tiene el derecho a que el resto de la comunidad se solidarice y coopere para investigar al responsable.

Se recomienda que el vecino que denuncia que es víctima de Mobbing Inmobiliario, guarde una copia de las actas anuales donde constan las denuncias que constituyen una prueba del delito continuado.

Es inadmisible que desaparezcan actas de la comunidad de propietarios en las que consten reiteradamente denuncias que se han hecho las víctimas del maltrato con emisiones electromagnéticas porque podrían constituir una prueba documental en caso de denuncias judiciales.

Print Friendly, PDF & Email

rvn_digitalis_theme rvn_digitalis_theme_tv_1_4 rvn_digitalis_theme_fwv_1_2